loader image
Seleccionar página

Felipe Arias con Alexion

Juliana Barreto con Cámara de Comercio de Bucaramanga

Adolfo Pérez con Nutresa

Diana Uribe con Cementos Argos

Claudia Palacios con Dupont

Belky Arizala con Odinsa

Ana Sarmiento con ANDI

"Soy un convencido de que todos tenemos un talento para cambiar el mundo"

Juan David Aristizábal

"Todo cambia continuamente, hay que adaptarse y para ayer es tarde"

Santiago Botero

"Tus acciones siempre te van a acompañar toda la vida"

Santiago Botero

"No intentarlo hubiera sido lo más fácil"

Francisco Sanclemente

"Todos tenemos un Everest que escalar"

Nelson Cardona

"En el único lugar en el que el éxito está antes que el trabajo es en el diccionario"

Adolfo Pérez

"Mi sueño me motivó a subirme a una bicicleta, todos los días, por siete horas"

Santiago Botero

"Hacer lo que amas, hacerlo bien, que te paguen por ello y que genere impacto en alguien más"

Juliana Barreto

"Hay que pasar del se puede al cómo se puede"

Juan David Aristizábal

"Nosotros estudiamos algo útil, los millennials lo que los hacía feliz"

Ana Sarmiento

"El tiempo se acababa pero él seguía confiando en la jugada"

Oscar Córdoba

"Cuando uno no se hace seleccionable, no se reproduce"

Nicolás Reyes

"Para evolucionar es muy importante consciencia, voluntad y amor"

Rocío Suárez

Icono The Squad

Claves para la gerencia del siglo XXI: Diversidad, Resiliencia y Adversidades.

A la hora de ejercer la gerencia y el desarrollo profesional, establecer la visión, definir estrategias, tomar decisiones y asegurar la ejecución exitosa de recursos empresariales, por lo general, establecemos varas muy altas desde la excelencia. ¿Qué tal si los planteamos desde el fracaso, la resiliencia, la diversidad y las necesidades puntuales de nuestros futuros líderes corporativos?

El Foro Económico Mundial (WEF) plantea cuatro consejos profesionales para el desarrollo de habilidades a partir del fracaso. El documentar la adversidad es una de las mejores estrategias para adaptarse a futuros acontecimientos. La repetición sin aprendizaje sólo llevará al fracaso una y otra vez. Hacer un CV o un “curriculum de fracasos” permite sentar un precedente y aprender de las lecciones negativas. Esto permite ir un paso más allá y crear estrategias para poner en práctica en el futuro.

No basta con documentar los fracasos, el segundo punto es hacerle un seguimiento al progreso de esas experiencias negativas.

Cultivar un informe de progreso producirá mejores resultados en el futuro. Es permitir un seguimiento de puntos fuertes y débiles a mediano y largo plazo, hasta lograr superarla llegando al éxito.

El tercer consejo es recalibrar las competencias obsoletas, permitiéndote enumerar las competencias conforme al contexto y al puesto que estás ocupando, priorizando las técnicas o las emocionales según sea el caso. En cualquiera de los dos, la educación permanente debería ser un imperativo con el fin de ganar fuerza laboral.

Juan David Aristizábal con Protección

El último consejo es aceptar el proceso y anticiparse a los nuevos retos; es no tener miedo de probar cosas nuevas ya que esto mata la creatividad e impide ver la idea de que la perfección va de la mano con el aprender de los errores y hacer un nuevo intento.

Para motivación, también tenemos los grandes ejemplos del deporte como fuente de inspiración y trabajo en equipo. Y es que el deporte siempre será fuente de inspiración, historias de vida que nos han llenado de orgullo con sus triunfos. Pero ¿cómo llegaron a cumplir sus metas? ¿Cómo podemos aplicar toda su experiencia a nuestra vida personal y laboral? Aprendamos de la disciplina, del trabajo en equipo y de la resiliencia que demuestra una persona que vive entre el éxito y el fracaso. Una persona que con determinación, planeación y esfuerzo ha logrado cumplir con sus metas superando los obstáculos en el camino. 

“El poder y el valor de un equipo diverso está en la inspiración, la adaptación al cambio y el trabajo en equipo”

Cuando hablamos de diversidad podemos hablar de género, edad, identidad, raza; hablamos básicamente de talentos que se reúnen por el beneficio de un grupo, talentos diversos que se complementan para garantizar el éxito. Para algunos, lo más fácil sería trabajar con personas afines, pero ¿qué pasa cuando nos damos cuenta de que la diversidad es un factor decisivo para nuestro proyecto? Se convierte en un valor inamovible de negocio que claramente, y entre otras cosas, incrementa los niveles de innovación y mejora la productividad de la empresa.

La diversidad también nos lleva a reflexionar sobre un tema vital para el buen funcionamiento de las compañías: la equidad de género. En la historia contemporánea de la humanidad, es claro que siempre han sido las mujeres las que dejan a un lado su vida laboral por afrontar las necesidades que surgieron en sus vidas familiares. El mundo corporativo no es una excepción a esa regla, muchas compañías cojean al carecer de presencias femeninas en las juntas directivas, en altos, medianos y pequeños cargos, marcando, muchas veces negativamente el futuro y la toma de decisiones de las compañías.

La equidad de género es una discusión que no es exclusiva para mujeres, ya que al final, tanto las mujeres como los hombres se benefician de sus ventajas. Hablemos del techo de cristal abordado desde la perspectiva de lo que pesa en el ambiente, de lo que nos falta a las mujeres para romperlo y de los cambios que se generan, porque los beneficios al interior de las organizaciones son evidentes.

“Hablar de liderazgo y diversidad nos da mucho de qué hablar, temas y habilidades que debemos fortalecer como personas y como equipo”
El intraemprendimiento se conoce como el acto de llevar adelante una actividad emprendedora al interior de una organización. Fomentar el espíritu emprendedor dentro de nuestras organizaciones puede resultar en empleados disciplinados, comprometidos con la organización, actores de cambio, entre otras.

La filosofía africana “Ubuntu” nos ayuda a redondear las ideas que hemos expresado a la hora de pensar la gerencia y el desarrollo de comunidades. Explicada por Nelson Mandela, se traduce en ser porque el otro es. En “yo no soy nadie sin ti y tu no eres nadie sin mí”. Es quizá la mayor muestra de humanidad, las comunidades son espacios de conexión y colaboración, comprensión intercultural, protección y sentido de pertenencia.

Espacios donde se cultivan y valoran las habilidades, se escucha activamente, se comparten e intercambian conocimientos y experiencias, y se inculcan conceptos de inclusión, igualdad y equidad. Las empresas deberían redescubrir ese valor de la comunidad, ver en comunidades líderes y aprender de ellos. Aprender de la experiencia compartida, la humanidad, la empatía y la colaboración. Es el único camino en el que podremos ejercer gerencias efectivas y poner en marcha valiosos desarrollos profesionales.

Nuestros clientes

Mariana Pajón con la Cámara de Comercio de Bucaramanga

Santiago Rojas con Coomeva

Orlando Duque con Coca Cola

Ana Maria Giraldo con Droguerías Colsubsidio

Santiago Botero con OLX Colombia

Oscar Córdoba con Coca Cola

Francisco Sanclemente con Nielsen

Déjanos ser parte de tu equipo

Registra aquí tus datos:

__________________

Loading...
¿Alguna necesidad específica?